Esta noche he detenido un instante mis pasos alocados y me he dedicado a pensar, a mirar un poquito hacia adentro. He podido ver que parece que desde pequeñitos nos van preparando o mejor dicho nosotros mismos nos preparamos para ser los mejores. Nos preparamos para ganar la carrera de la vida, para alcanzar nuestras metas, nuestros objetivos. Luchamos para conseguir algo. En esta lucha no debemos olvidar que todo es posible, que por utópico que parezca con esfuerzo se consigue todo o casi todo. Pero creo que lo más importante y lo que mas presente debemos tener en nuestro caminar es que “no estamos solos”, a nuestro lado siempre hay corazones que asidos a nuestra cintura acompañan nuestros pasos. Por eso esta noche, que he mirado mi caminar, tengo que dar unas gracias sinceras a todos esos corazones que me acompañan y no me dejan sentir sola. Lo digo menos de lo que debería, pero hoy que llueve torrencialmente, esta noche precisamente saldré a la ventana para, con el agua corriendo por mi cara, gritar esas gracias inmensas porque caminando sola me perdería y no seria nada…

GRACIAS a todos y cada uno de vosotros!!!!!!!!

Anuncios