Huella de mujer, palabras marcadas en lo esencial de tu piel sin artificios ni escondites. Palabras que comienzan y terminan en hermosa canción cubriendo alma y deseo. Sentir el alma abriéndose a la huella para desembocar en puro grito en un instante infinito. Huella integrada en la cama o en el cosmos. Huella tatuada sobre ese cuerpo bravo y sudoroso antes poseído. Ando desnuda envolviéndolo todo con la armoniosa paz de mi huella y no es una desnudez provocante, es un abandonar de inocencia dejado con esmero y cuidado en ti. Apenas mi ritmo es percibido ya que es lento y cadencioso transitando por las curvas en toda su pureza. En lo oscuro del bosque del cuarto encerrado mi silueta es muda, dedicada a traer todo el goce que fluye por el aire del espacio consumido. Todo lo prohibido cobra sentido para parar tiempo y futuro cruzando conjuntamente hacia el abismo. Los besos más castos despojan su pureza escondidos en la huella que dejan marcando a fuego su altruismo. Huella de mujer que abarca el imperio de la playa desierta donde cada sentido se alerta para en un divino transporte perderse mecidos por el viento. La sangre circula en un dulce, lento y errante caminar dibujando esa huella antes con esmero escarificada en tu piel. El misterio de existir encierra un muelle lejano donde buscar tatuajes de huellas dibujados con la caricia de la brisa y un beso furtivo entregado. Navegando por ese cuerpo tatuado encuentro el goce profundo elaborado tan fuera de este mundo que parece imposible alcanzarlo. Fascinada sin perturbar en mí propia huella descanso de la guerra….descanso…

Si cierras los ojos y me dibujas veras en tu cuerpo mi huella de mujer, una huella amiga….

Anuncios