Creciendo en todos los amaneceres mezclo infinitamente el sol con abrazos efímeros. Crezco en cada nueva respiración, en cada flor regalada con mimo. Busco una nueva existencia para compartirla con cada corazón envuelto en llamas. Crezco para ser nueva una y otra vez, lo viejo solo aporta experiencia que impulsa nuevos horizontes y sabidurías. Como una bendición o maldición camino creciendo para que compartas mi impulso. Un instante, un ahora de proyección por océanos de mar infinitos, tantas veces sin explicación pero embriagadores en su incomprensión. Nazco y crezco a través de música cautivadora germen de la semilla etérea. Levito creciendo a través de pensamientos frenéticos,  atrapada en la agitación de no saber dónde conducen. Reposo, sigo creciendo para perseguir mi viaje por parajes de imaginación y ternura. Intento utilizar las palabras para arropar a hombres invisibles, descubrir esencias infinitas y así entregarlas al nacimiento de una naturaleza con principio y final desconocido. Busco el desarrollo de mi misma en el elixir inmemorial del tiempo sin medición ni cordura. Oteo, miro, observo para volver a crecer un paso más en mi propia reflexión abriendo una ventana indiscreta al alma. Voy creciendo poniendo un pie delante del otro mas allá de mis propios límites y así intentar mostrar mi fuerza interna. Me dejo ser, ningún obstáculo debe frenar un devenir en tantos momentos sin rumbo pero ensoñadores en sí mismos. Salto y toco las estrellas con mi alma, me dirijo al cielo donde cada día como una creación perfecta, mi vida comienza. Una y otra vez agito con fuerza mis alas desprendiendo aromas dulces para estar aquí y allá buscando donde estoy, poder alcanzar una nube de algodón donde parar un instante y admirar la creación. Admiro el espacio en esa nube, apelo a la inteligencia de seguir y crecer, crecer sin fin. Te invito con humildad a que tomes mi mano y me acompañes, a que despiertes y crezcas conmigo girando en un torbellino de luz, textura de un mundo inacabado y tremendamente fascinante del que queda tanto por descubrir.

Una tormenta de nuevos pensamientos y frases inconexas me ha vuelto a asaltar.…es mi destino.…crecer y caminar a través de una locura apreciada y querida….

Anuncios