Líneas divergentes, líneas que parten de un mismo punto y al proyectar sus extremos se separan  en direcciones diferentes. Líneas paralelas que jamás llegan a unirse al proyectar sus extremos. ¿Porque empobrecer el devenir en una complejidad lineal e unilateral?. ¿Porque percibir un mundo unidimensional y encajonar el devenir sin convergencia ni fusión?. Buscar un horizonte conexo al intentar reducir la elasticidad del tiempo o de las líneas divergentes en un horizonte único. Mecanismo de necesidad que rompa la complejidad no lineal de las circunstancias que se sobreponen a la singularidad humana. Formar un registro de casualidades que luchen contra la impotencia de la acción para revertir la divergencia y transformarla en convergencia. Lanzarse a la amistad que surge por la interconexión de los átomos y el fluir de los poros que van dejando paso a la circulación de los flujos. El universo de la dinámica divergente aplana la multiplicidad de las cosas ocasionando que todo sea igual a todo, limitación en el desarrollo de todos aquellos que necesitamos compartir y converger. Dones sometidos a la divergencia son tesoros que circulan sin intercambio, no regidos por la ley del valor acumulativo. Aspirar con ímpetu a líneas convergentes que partiendo de puntos diferentes se unen en otro al proyectar sus extremos, proyectar sus sentidos, proyectar sus caminos.

Paseemos por líneas convergentes no por divergentes……

Anuncios