Largos goces iniciados,

Caricias no terminadas,

Como si aún no se supiera

En qué lugar de los cuerpos

El acariciar se acaba,

Y anduviéramos buscándolo

En lento encanto, sin ansia.

 

-Pedro Salinas-

Anuncios